http://www.conafab.org/ http://www.internationalpoultryexposition.com/ http://www.infarvet.com http://www.cmp.org/ http://www.amvec.org/ http://www.aneca.org.mx/ http://www.amena.org.mx/ http://www.avicolatina.org/ http://www.una.com.mx

 

Alimentación l Especies l Enfermedades l Productos l Servicios

peces / Enfermedades

Guía de enfermedades de peces tropicales de acuario

 

Fuente: http://peces-tropicales.idoneos.com/index.php/Enfermedades

 

pez neonPrevención

El mejor método de prevención es el control metódico y periódico de las condiciones del agua. Dedique tiempo a la observación de su acuario. Observe detenidamente a todos los peces y su comportamiento. Verifique que la piel, escamas y aletas estén sanas. Si hay peleas constantes entre algunos de los peces, pida asesoramiento, quizás sean incompatibles para compartir el hábitat.

Tenga siempre productos para tratar punto blanco, es la enfermedad más habitual. Tenga también entre sus elementos un bactericida y un funguicida. Esos productos suelen ser comunes a muchas enfermedades. Tenga presente sus fechas de caducidad.

Tome precauciones a la hora de introducir nuevos peces, rocas o plantas, especialmente si provienen de ambientes naturales. Haga clic aquí para conocer qué rocas son aptas para el acuario y cuáles no lo son, verá también las consecuencias derivadas. A continuación encontrará una completa guía de enfermedades. En ella obtendrá información sobre los síntomas, cómo identificarlos, las probables causas y los tratamientos a seguir para intentar sanar a los peces afectados.

Tratamientos

En la guía a continuación se detallan los tratamientos puntuales para cada enfermedad. Pero hay ciertos detalles y hechos que debe comprender y respetar en todo tratamiento. El primer recurso fundamental es la paciencia. Los tratamientos suelen durar algunos días, en ocasiones semanas. Siempre siga las instrucciones del especialista que suministra los productos necesarios para tratar al pez o al acuario. Comprenda también que, si comienza un tratamiento y la mejoría no llega en un par de días, no deberá suspenderlo, modificarlo ni reemplazarlo. Esa mezcla de productos puede acarrear trastornos aún más severos al pez.

En ocasiones los químicos adecuados para una enfermedad pueden afectar negativamente otros elementos, como las plantas o las bacterias. Asesórese para evitar problemas extra. Siempre tenga elementos para armar un acuario de cuarentena en emergencias. Debajo de la guía de enfermedades encontrará consejos para el armado del acuario de cuarentena.

Guía de enfermedades, causas y curas

Punto blanco

Síntomas: el cuerpo del pez se cubre de pequeños puntos blancos. También sus aletas. En un par de días aumentarán los puntos y se contagiarán otros peces. Sus branquias no se mueven con naturalidad. Causas: bajo la piel del pez se aloja un parásito denominado Ichthyopjirius . Éste parásito se reproduce saliendo del cuerpo. Cuando lo hace deja un agujero en la piel que se infecta rápidamente. Aparecerá un quiste que revienta al poco tiempo. De ahí salen parásitos jóvenes. El punto blanco es la enfermedad más usual en acuarios. Tratamiento: los comercios especializados venden productos químicos para tratarlo en la primera fase únicamente. Si tiene filtro en el acuario, no lo desactive. Sólo quite el carbón activado.

Gusano Lernaea

Síntomas: observará que el pez nada de lado a lado, frotando su cuerpo contra rocas y plantas. Notará inflamaciones en la piel, y ahí hay hilos que parecen gusanos. Esos organismos surgen hacia arriba y son de color verde claro. Causas: se trata del parásito denominado Lernaea. Entierra su cabeza en el cuerpo del pez, quedando anclado a él. Tratamiento: traslade los peces infectados a un acuario de cuarentena. Utilice una pequeña pinza para remover los gusanos. Sea cuidadoso, no debe cortar al gusano, ya que si su cabeza queda enterrada en el pez, todo seguirá igual. Si el pez está muy herido aplique antisépticos adecuados. En comercios especializados adquiera Metriponate y suministre 1,5 mg cada 4,5 litros de agua.

Baba en la piel

Síntomas: notará que el pez que padezca esta enfermedad lucirá opaco. Su cuerpo se ve cubierto por una delgada capa de mucosa grisácea y blancuzca. Afecta también a las branquias. El pez frota su cuerpo contra rocas y plantas. Causas: la principal causa es descuido severo de las condiciones del agua. La consecuencia es la degradación de la mucosidad natural del pez. Queda entonces expuesto a parásitos como Chilodonella e Ichthyobodo. Tratamiento: es realmente difícil tratar ésta enfermedad, especialmente si avanzó demasiado. Si las branquias del pez están sanas, acuda a un comercio especializado para que le suministren el producto indicado. Si las branquias ya están dañadas, pida a un especialista que trate al pez en un acuario de cuarentena con formalina.

Hidropesía

Síntomas: el abdomen se hincha tanto que las escamas sobresalen del cuerpo en punta. La hidropesía es crónica. Aparece a la vista una vez avanzada y se desarrolla a largo plazo. Causas: si bien puede deberse a una dieta totalmente inadecuada, la principal causa es descuido severo de las condiciones del agua. Suele haber un elevado nivel de nitritos y cloruro de sodio. Puede que haya demasiadas bacterias. También hay disfunción de órganos del pez. Tratamiento: no hay cura. Estudie los hábitos alimentarios y condiciones del agua ideales para las especies de peces que seleccione.

Dactylogyrus

Síntomas: el pez luce agitado, respirar le demanda mucho esfuerzo. El color puede oscurecer y sus ojos se tornan vidriosos. Las branquias se inflaman si el cuadro es severo. Dado que llega poco oxígeno a su cerebro, se mueve torpemente. También frota sus opérculos contra las rocas. Causas: las membranas branquiales se infectan de parásitos prácticamente no visibles. Tratamiento: los comercios especializados venden productos como el Sterazin. El tratamiento puede ser bastante largo. En ocasiones se debe tener paciencia hasta que los huevos de Dactylogyrus eclosionen.

Terciopelo

Síntomas: el cuerpo del pez parece estar recubierto de una película aterciopelada y amarillenta. También cubre las aletas. El pez se agita por dificultades respiratorias, y frota su cuerpo contra las rocas en busca de alivio. Causas: aparecen parásitos llamados piscinoodinium. Echan raíces en la piel de los peces para alimentarse de ellos. Tratamiento: el primer paso es tapar la pecera y dejarla sin luz. Esto debilitará al parásito. Los comercios especializados venden productos químicos para tratarlo. Si tiene filtro en el acuario, no lo desactive. Sólo quite el carbón activado para que no elimine el producto químico del agua.

Hongos

Síntomas: sectores del cuerpo del pez se cubren de vellosidades que parecen copos de algodón. Los sectores afectados deben esto al daño de la mucosa protectora natural del pez. Causas: puede aparecer posteriormente a la enfermedad de punto blanco. En ocasiones es consecuencia de descuido severo de las condiciones del agua. Es común que la infección fungosa suceda a una herida en el cuerpo o las aletas. Tratamiento: los comercios especializados venden funguicidas, que debe aplicar al acuario completo. Si tiene filtro en el acuario, no lo desactive. Sólo quite el carbón activado. Asesórese para detectar las causas del brote y mejore las condiciones a posteriori. Si el pez tenía heridas, verifique que las especies en su acuario sean aptas para vivir en conjunto.

Constipación

Síntomas: el vientre se abulta notablemente. Por estar constipado, no se alimenta ni defeca. Descansa sobre el sustrato muchas horas, ya que está debilitado. Puede resultar difícil distinguir esta enfermedad de la hidropesía. Causas: en la mayoría de los casos se debe a la sobrealimentación. También puede tratarse de una dieta incompleta o inadecuada para sus peces. Tratamiento: agregue al agua del acuario media cucharadita de té de sulfato de magnesio cada cinco litros de agua. Si los peces se recuperan, asesórese sobre los hábitos alimenticios de sus especies de peces.

Exophthalmia

Síntomas: el pez adelgaza y sus ojos sobresalen de sus órbitas. Causas: esta enfermedad, distinguida por los nódulos inflamados detrás de los ojos del pez, suele ser consecuencia de septicemia bacteriana o tuberculosis. Generalmente se observa un descuido severo de las condiciones del agua. Tratamiento: mejore la calidad del hábitat. El proceso de tratamiento es lento. Si no se recuperan es porque el origen del mal es tuberculosis. Éste último caso no tiene cura. No hay más alternativa que eliminar los peces infectados.

Piojos (argulus)

Síntomas: el pez frota su cuerpo contra las rocas en busca de alivio. En su piel aparecen diminutos parásitos agrupados en forma de discos planos. Causas: los piojos cuentan con ventosas que los adhieren al cuerpo del pez. Penetran en él para alimentarse de su sangre y poner huevos. Luego buscarán otros peces para continuar alimentándose. Tratamiento: traslade los peces infectados a un acuario de cuarentena. Utilice una pequeña pinza para remover los parásitos. Aplique antisépticos adecuados para las heridas del pez. En comercios especializados adquiera Metriponate y suministre al acuario principal 1,5 mg cada 4,5 litros de agua. Compre también un químico para matar larvas.

Parásitos intestinales

Síntomas: notará que peces que comen abundantemente adelgazan. En ocasiones traen los parásitos de su hábitat en la naturaleza. Los parásitos pueden verse salir por el ano. Causas: algunos gusanos intestinales ingresan en el organismo de los peces y se alimentan de su sangre. Tratamiento: solicite asistencia en un comercio especializado. Probablemente le suministren un antihelmíntico para incluir con el alimento. Aplique un químico sugerido para eliminar los parásitos del acuario.

Aletas dañadas

Síntomas: los peces con aletas muy desarrolladas son muy propensos a ésta enfermedad. Los bagres y especies con bigotes también. Se observa inflamación de los radios de las aletas. Posteriormente, las aletas se acortan y desflecan. Causas: esta enfermedad se debe a infecciones bacterianas por descuido severo de las condiciones del agua. También puede que otros peces estén mordiendo las aletas del pez afectado. Tratamiento: mejore la calidad del hábitat, tanto el agua como los peces. Traslade al pez al acuario de cuarentena y trátelo con bactericida Myxazin. También puede optar por el uso de violeta de genciana. Acuda a un especialista para que le aconseje sobre la dosificación de los productos.

Hexamitiasis

Síntomas: suele afectar a los Discus. Los poros sensoriales en la cabeza se llenan de pus. También los poros sensoriales próximos a la línea lateral. Otro indicador es la materia fecal larga y dura. Causas: los cíclidos y algunos anabántidos (o laberíntidos) albergan un parásito llamado Hexamita. Es inofensivo hasta que el pez tenga una baja de sus defensas naturales. Tratamiento: solicite asistencia en un comercio especializado. Probablemente le suministren Dimetronidazole. Aplique 100 mg cada 9 litros de agua en el acuario. El procedimiento correcto es extraer un par de litros del acuario, incorporarles la dosis total para el acuario y, una vez diluido, incorporar el producto ya diluido en el acuario.

Sanguijuelas

Síntomas: el pez frota su cuerpo contra las rocas en busca de alivio. En su piel aparecen diminutos parásitos con forma de gusanos. Es una enfermedad muy contagiosa. Causas: las sanguijuelas pueden llegar al acuario dentro de un pez nuevo. Los huevos de las mismas pueden llegar en rocas traídas de la naturaleza. Las sanguijuelas cuentan con ventosas que las adhieren al cuerpo del pez. Tratamiento: traslade los peces infectados a un acuario de cuarentena. Utilice una pequeña pinza para remover las sanguijuelas. Aplique antisépticos adecuados para las heridas del pez. En comercios especializados adquiera Metriponate y suministre al acuario principal 1,5 mg cada 4,5 litros de agua.

Enfermedad en vejiga natatoria

Síntomas: el pez afectado nadará panza arriba, invertido. No se mueve con naturalidad, parece torpe y se golpea con los objetos que lo rodean. Causas: esta enfermedad se debe a infecciones bacterianas por descuido severo de las condiciones del agua. También puede ser un problema congénito. Tratamiento: es poco probable que identifiquemos con exactitud el origen de la enfermedad. mejore la calidad del hábitat, especialmente el agua. Traslade al pez al acuario de cuarentena. Solicite el químico adecuado en un comercio especializado y aplíquelo tanto en el acuario principal como en el de cuarentena. Espere una semana, si el pez afectado no mejora, probablemente no lo haga luego. No quedará más que sacrificar al animal.

Acuario de cuarentena

Una pecera de 12 litros será adecuada (30x20x20 cm). No utilice placas de fondo, bastará con una fina capa de grava roja. Incluya una planta artificial y alguna roca para refugio. No decore el acuario, por obvias cuestiones de higiene. Coloque un pequeño filtro de esponja y un calefactor (siempre que se trate de peces tropicales).

El agua a utilizar de ser la misma del acuario principal. Si el pez está enfermo, lo que menos necesitará será un cambio de condiciones de agua. Puede que sus defensas no lo toleren. Es importante que éste acuario esté oscuro, quitará energía a los parásitos.

 

clasificados de peces